Diseño para el Alma

Holi! Diseñando ando una nueva casa. Diseño para el alma. El buen diseño espacial es mucho más que el look de cómo se ve. Es asegurarse de priorizar la experiencia humana. Es construir bienestar para nosotros, para los que nos rodean y para el medio ambiente. En este nuevo proyecto estoy explorando cómo vivir bien en una nueva casa. Estoy buscando muebles que preserven una herencia cultural, tapices hechos a mano y lámparas de aceite.

Los niños son mi gran inspiración. Me fascina jugar con ellos para observar y entender las necesidades de su mente y de su alma. Son expertos en imaginación. Ya tengo la paleta de colores y algunos detalles para el diseño del cuarto de las niñas. Me voy a encargar de que tengan un poco de arcoiris, unicornios y estrellas brillantes para crear mucha magia en sus vidas. El diseño les permitirá actuar conforme a su edad, explorar sus emociones y expresar sus sentimientos entre amigas. Podrán jugar, hablar entre ellas, utilizar sus juguetes o darse una dosis de calma. Adoro el espíritu femenino y sus heroinas “Mujeres Visionarias”.

Estos tapices me recuerdan esa sensación de confort y acogimiento de casa. A nivel estético tienen una luz cálida.

De acuerdo con el Feng Shui, una casa debe tener luz y color para vivir una vida alegre. Cada cuarto de esta nueva casa tendrá su propia personalidad y concepto: un punto focal diferente con su propio encanto especial.

En el mercado de antigüedades encontré una serie de lámparas que no requieren electricidad. No todo es la electricidad. Esto es dar un paso atrás. Me gusta mucho la idea de evitar la electricidad para enfocarnos en la luz creada a través del fuego. Recordar que debemos apreciar el fuego como una fuente de luz. El fuego nos une.

Espero lograr que las personas que habitarán esta nueva casa observen la luz y reflexionen con que tipo de luz se sienten bien. Yo pienso que una luz tenue siempre puede ser muy buena para provocar nuestro bienestar. Estas lámparas también podrían ser como un tributo al fuego. Y también al hombre. Mucha luz.

Estoy buscando mesas, bancas, sillones y accesorios que evoquen una respuesta táctil en las personas que los usarán. En esta era digital se nos antoja mucho rodearnos de texturas que conecten con nuestro impulso instintivo primario de tocar las cosas para entenderlas a través de nuestras manos.

Esta colección de muebles de madera no sólo debe verse bien, sino sentirse bien al tocarla y usarla. Estoy diseñando para conectar con los sentidos de los usuarios, con su contexto y coincidir con sus valores (calidez, integridad y sensualidad). Le voy a dar a las personas que habitarán esta nueva casa una nueva atmósfera. Sólo espero entender bien las necesidades prácticas de cada uno, sin importar su edad.

Co-diseñar con la gente que habitará el espacio es un privilegio. El gesto de sentarnos juntos a diseñar es el primer paso para reconstruir la dignidad y crear comunidad. Espero poder abrir los ojos de la mente y el corazón para diseñar un lugar acogedor que encienda la felicidad, bienestar y salud de la gente que habitará la casa.

Los arquitectos primero tenemos que entender a todas las partes y después aprender a colaborar y cocrear para diseñar algo que haga sentido, de otra forma no funciona el diseño espacial y su magia natural. Que buen estilo tiene esta nueva familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *