Empecemos a caminar juntos

Ha llegado el momento de hacer design thinking.

Ser el diseñador de tu propia vida es un hábito que se puede adquirir y que, como cualquier otro, requiere ante todo una toma de consciencia, contando de inicio con un periodo de aprendizaje y de constancia, y de voluntad y compromiso, después.

Hay que diseñar nuestro mindset, pero del mismo modo hay que diseñar nuestro roadmap: ¡en educación, relaciones y familia y crecimiento personal!

Diseña una vida tan hermosa que lo que menos te apetezca sea llenarla de cosas.

Si necesitas saber más, te invito a registrarte a la sesión de orientación, en la que podrás encontrar algunas respuestas a tus dudas.

El diseño de vida no es superficial, ni material… sino existencial. Sus herramientas te ayudarán a priorizar y elegir la felicidad.

1. Decídete a diseñar tu propia vida
2. Decide que tipo de vida quieres vivir
3. Empieza a diseñar tu vida y mantente diseñándola
4. Mantente diseñando tu vida a pesar de tus miedos
5. Mantén tu fuerza y motivación

Una buena vida está hecha de muchos años maravillosos, un año maravilloso está hecho de muchos meses maravillosos y un mes maravilloso está hecho de muchos días maravillosos. Cada día vivido maravillosamente realmente cuenta.

Empecemos a pensar en qué significa en verdad tener una vida maravillosa y trabajar -cada día- en construir ese diseño de vida maravilloso. 

Link de registro: https://forms.gle/q2bhAD6sedp8F3Ax8

Crecimiento Continuo

La idea de trabajar con personas que quieren expandirse en su vida empresarial o personal siempre me atrae.

Mis estrategias de design thinking aplican tanto para empresas como para ayudar a las personas. Tener un plan estratégico para crear una plataforma sólida y coaching para explorar las opciones, nos ayuda a pensar las cosas pragmáticamente, estratégicamente y con mayor objetividad.

Se puede tener flexibilidad al mismo tiempo que se tiene un plan objetivo que asegura la continuidad. Me gusta la idea de que mis clientes tengan una estructura como la que tendría que tener una casa para ser construida.

¿Y cuándo es el mejor momento para construir esta plataforma? Para mi el mejor momento para construir mi plataforma fue cuando estaba seguro de que ya no quería cometer los mismos errores que cometí en el pasado. Cuando quería tener una estrategia segura. Cuando quería tener reglas muy estructuradas desde el inicio de cualquier proyecto para provocar los resultados que estoy buscando. Cuando quería que todo encajara con lo que estoy buscando.

Y yo sé que usar las palabras de plan y estratégico suena a manipulación. Pero no es una manipulación en un sentido negativo. Es una manipulación del tipo de vida que quiero tener. Tener un diseño de vida está bien. Y es necesario construir una plataforma sólida ya sea para tener el poder de generar un compromiso con los demás o simplemente porque queramos seguir sintiéndonos satisfechos y felices con nuestras vidas.

Proyectos B2B

El diseño no es un fin, es el punto de partida.

Antes de descubrir “mi Elemento” fui planner estratégico con una experiencia de casi 15 años en el sector de tecnología y consultoría, trabajando como asociado para una corporación multinacional conocida como el gigante azul (IBM).

Gracias a mi profesión de arquitecto pude diseñar el Centro de Capacitación de IBM en México, lo cual me permitió abrir mi mente y adquirir conocimientos y experiencias muy valiosas, en todos los niveles.

Ya verás la hermosa arquitectura de marca que vamos a crear juntos.

Dándole forma al futuro

Scouting de locación para la Conferencia sobre la importancia de Diseñar tu Vida y Planear tu Futuro a los Veintitantos.

¿Es posible el diseño de vida con adolescentes?

Repartir tareas, delimitar espacios, reducir al máximo los residuos, inculcar valores importantes sobre la toma de consciencia, la responsabilidad social y medioambiental, pero también contribuir en familia… y, además, ¡convertir todo esto en un juego!

El enfoque que lo hace especial es su propósito de “servicio al prójimo” a través del despertar de la consciencia como herramienta básica.

¿Cuáles son las pautas más importantes para enseñar a los adolescentes a diseñar su vida?

Poner el foco en ayudarles a entender el proceso de design thinking como algo lógico y ser su ejemplo de un modelo de salud conductual.

Sin colaboración no hay diseño de vida.

DISEÑANDO FELICIDAD POSITIVA

Gracias por su tiempo y apoyo. Sus ideas y pensamientos han impactado e inspirado estos días de trabajo.

En mi nuevo taller para adolescentes, “DISEÑANDO FELICIDAD POSITIVA”, nos tomaremos el tiempo para sentarnos reflexivamente a diseñar un plan de vida adolescente.

Estoy emocionado de anunciar que iniciamos el 13 de junio de este año con la primera generación.

Los objetivos que tenemos nos ayudarán a dar pasos positivos en el viaje de volvernos más amables, valientes, resilientes y dignos de confianza.

Además, queremos disfrutar de aprender, sentir plenitud con nuestras vidas, servir a otros, construir relaciones significativas y vivir con propósito.

Más que aprender todo lo respecto a ser creativos es aprender a permanecer diseñando nuestra propia educación. Habilitando un mindset de atención y crecimiento para construir hábitos sanos.

La razón es que no es lo mismo el plan de vida de las generaciones anteriores que el de los adolescentes de esta época.

El taller se enfoca más en la contribución y menos en los logros, más en el proceso y menos en el resultado, más en el esfuerzo, en las fallas, en los desafíos y en las nuevas estrategias de impacto con inteligencia artificial generativa.

Yo como papá de María Emilia sé que tan fácil es perder de vista los objetivos de largo plazo. Es muy fácil enfocarse en lo urgente en vez de lo importante.

Para conocer la propuesta de valor del taller y llevar el programa a tu escuela escribe un correo a office@arquitectonio.com

LOS MALENTENDIDOS!!!!

Algunas personas no tienen el enfoque correcto del diseño de vida.

Observo dos malentendidos comúnmente. El primero es que sugieren que se trata de lograr tener una vida con más posesiones materiales, especialmente dinero. Y el diseño de vida se trata de algo más que esas cosas. Creo que el dinero y las posesiones materiales son excelentes recursos para comenzar a diseñar, pero el diseño de vida consiste en usar conscientemente todos nuestros recursos para construir cosas mucho más importantes en la vida.

Como paz interior, salud, alegría, relaciones amorosas, un planeta sostenible y un futuro para nuestros hijos.

El segundo malentendido es sugerir que las personas somos responsables de controlar lo que nos sucede. Algunas situaciones no pueden evitarse. Las cosas malas suceden en nuestras vidas y lo que nos enseña el diseño de vida es a aceptar la realidad y pensar en las alternativas que tenemos para seguir adelante aprovechando al máximo las circunstancias negativas.

El diseño de vida nos ayuda con lo que podemos controlar, que es el momento presente, y no con lo que no podemos controlar, que es lo que haya sucedido en el pasado.

En mi opinión, no creo en la pregunta de para qué pasó esto. Me parece aún más importante, preguntarme cómo sucedió. Esa es una mejor pregunta. ¿Cómo sucedió para que no vuelva a suceder? ¿Qué puedo hacer ahora para mejorar mi vida y que no vuelva a suceder? ¿Qué necesito en esta situación para crecer, sanar, amar y tener un mañana más feliz?

Para mi, el diseño de vida es el mindfulness occidental que me permite enfocarme en las preguntas correctas que me ayudarán a encontrar la cantidad correcta de estrés y mucha felicidad.

MOMENTOS ESPECIALES

Finalmente, las Instituciones Educativas en México prefieren la metodología de diseño de vida y de carrera para inspirar a sus alumnas y alumnos.

Colaboración con Instituciones Educativas, Arq. Antonio Velázquez A.

Usando el design research es que pude visualizar el resultado final de lo que intentaba crear. Esa es la parte esencial de mi proceso creativo.

Hace muchos años, aprendí a diseñar y prospectar en Boston. Nunca imaginé que eso podría utilizarlo en otra cosa que no fuera edificios.

La primera vez que usé el diseño en mi vida, simplemente visualizaba lo que haría para generar más paz en mi corazón.

Pensé en la vida de mis sueños, que luego empecé a vivir. Pensé en la vida que viviría con mi hija. Ya hemos tenido un par de esas vivencias.

La profunda emoción que sentí durante el proceso de diseño de mi nueva vida fue la gasolina que encendió mi deseo de ser feliz.

Sabía lo que quería así que fácilmente imaginé mi alegría en cada etapa de las odiseas, y el design thinking me permitió sentir lo que sentiría en ese momento.

Recuerdo, que una de mis alumnas alguna vez me preguntó cómo usar el design thinking en su vida. Ella estaba un poco adelantada a los tiempos, pero recuerdo lo inteligente que era.

Mi mente estaba abierta para probar los conceptos de los que nadie quería hablar. Que ironía, los escépticos me miraban y pensaban en mi ingenuidad.

Hasta que después de la pandemia, algunas pocas personas se preguntaron por qué nadie actualizó con ellos su contrato psicológico e inmediatamente dejaron de funcionar. Estaban agotados.

Más tarde, ellas y ellos regresaron rotos conmigo. Y me he asegurado de darle a cada uno la asesoría estratégica para que a través del diseño mejoren con responsabilidad sus nuevas vidas.

Les agradezco tres veces su confianza. Y los abrazo de corazón a corazón.