Azotea Verde + Banco Verde

Qué estoy diseñando ahora? Una azotea verde. En la búsqueda de un vínculo con la naturaleza. “Decía Luis Barragan, es condición de un jardín aunar lo poético y lo misterioso con la serenidad y la alegría”…

Subimos… a la azotea del edificio del Banco Verde.
Placer que sólo han tenido algunas personas en ciertas épocas, me dice Don Hugo. Las columnas circulares llegan a la azotea y ya me imaginé la azotea-terraza-jardín con una capa de quince o veinte centímetros de tierra. Subimos. En julio, en plenas lluvias; las coladeras están invertidas por si graniza! Qué importa! El pasto formara un espeso fieltro que abrazará a los granizos para mitigar el riesgo de inundamiento en el área de la azotea. Un producto gratuito de la naturaleza que no permitirá que se tapen los desagües. Las azoteas verdes tienen la habilidad de absorber el agua de la lluvia. Aquí va la foto de la coladera del desagüe de las aguas pluviales. La tubería atraviesa los diez pisos del efificio, en el corazón de la estructura.

Buscando abrir la mente para diseñar de la mejor forma la experiencia de la Azotea Verde del Banco Verde fui a visitar algunos huertos urbanos. Estos nuevos huertos son un desafío para las ciudades del futuro, me dice Lily Foster. Mientras subimos…. de la oficina a la azotea de su edificio en una tarde lluviosa y mágica. El último paso para subir es el más grande pues le falta un peldaño a la escalera. Ya arriba, en la esquina de la azotea la puerta del invernadero está abierta. Juntos, iniciamos el recorrido por su huerto urbano con una promesa llena de aprendizaje y esperanza para ambos. La cosecha de los vegetales que reinan en su huerto en la Roma me hace repensar en la arquitectura de la azotea.

Este libro es fundamental para entender al Jardinero Urbano. Podría bien citar aquí, un proverbio chino: Si quieres ser feliz una hora, bebe un vaso de vino; si quieres ser feliz un día, cásate y si quieres ser feliz toda tu vida, hazte jardinero. La cultura del jardín fomenta hasta en la azotea los valores cómo la paciencia, la humildad, la moderación, la perseverancia y la gratitud. Que contribuyen a llevar una existencia sencillamente feliz y felizmente sencilla. Por eso es qué se vale en dónde sea…

Porque será que es tan difícil diseñar un jardín? La creación de un jardín tiene más que ver con una actividad artística, filosófica e incluso espiritual que con una labor técnica de diseño y construcción. La planeación y el sistema de construcción son necesarios pero hay que componer los jardines para interesar a la vez al ojo y al espíritu. Tan importante cómo lo visible es lo invisible. Ya lo dijo Leandro Silva el prestigioso paisajista uruguayo, “El jardín debe ser y ha sido siempre una idea o intención, antes de ser realidad sensible”. En oriente los artífices de jardines eran filósofos, poetas y pintores, en occidente los arquitectos y los paisajistas han adquirido un protagonismo casi exclusivo en su realización. El hábito hace la magia… que fregonería haber descubierto la belleza en la metáfora visual del jardín.

El desarrollo de una azotea verde involucra la creación de un espacio con vegetación integrado estructuralmente en la parte superior de una estructura hecha por el hombre. La palabra “azotea” en este contexto se refiere a cualquier superficie continua diseñada para la protección de los habitantes de los elementos, ya sea con los lados abiertos o cerrados. El espacio con vegetación podría estar por debajo o por encima del nivel, localizado en un deck, en un piso intermedio, o al nivel más alto de un edificio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *